11 de ene. de 2013

Juzgamiento de comercializadores de droga Moquegua


En julio del año 2006, la Policía incautó a la altura del kilómetro 1,170 de la Panamericana Sur en el trayecto de Moquegua hacia Tacna, 281 kilogramos de pasta básica de cocaína y 147 kilogramos de clorhidrato de cocaína, por este hecho fueron sentenciados tres personas, reservándose el juzgamiento a Feliciano Contreras Pino sindicado como propietario de la droga.
Seis años después es capturado por la Policía Nacional y llevado a juicio oral a cargo del Fiscal Adjunto Superior de la Segunda Fiscalía Superior Penal, Dr. Richard Mendoza Ayma; quien logró acreditar durante el proceso la responsabilidad del acusado, por lo que fue sentenciado a 25 años de prisión efectiva por el delito de tráfico ilícito de drogas.
En la acusación fiscal se establece que uno de los sentenciados en el 2006, Miguel Govia Martínez, reconoció los hechos, declarando que había sido contactado para enterrar y vigilar la droga, junto a sus sobrinos William Valentín Govia y Grober Gobia Gonzáles y  que la mercancía ilegal le pertenecía  Feliciano Contreras Pino.
Durante el desarrollo del proceso el acusado manifestó ser un próspero empresario, negando ser el propietario de la droga y que conoce a Miguel Govia cuando le compro un motor y motocar a su empresa y que además había tenido una relación sentimental con la conviviente de Govia, razón por la cual lo ha sindicado como propietario, como un acto de venganza.
La defensa además ofreció la declaración vía video conferencia de Miguel Govia M. preso en el Penal de Lurigancho, el sentenciado a 20 años por este caso, cambia su declaración, afirmando que la droga le pertenecía a otra persona; hecho que para los juzgadores no guarda coherencia, pues el procesado dijo a lo largo del juicio que es su enemigo, no existiendo lógica que ahora lo ofrezca como testigo, más aún para pretender favorecerlo.